domingo, 13 de enero de 2013

LA HISTORIA A LA VUELTA DE LA ESQUINA

En la mitología griega, el Juicio de Paris fue el desencadenante de la legendaria Guerra de Troya. Ha sido un tema recurrente en las artes por su relevancia poética y los efectos futuros que éste provocó. La decisión del joven príncipe troyano llevó a su propio pueblo a la ruina sólo por el amor de la más bella mujer.

Todo comenzó con la mítica boda de Tetis y Peleo, una importante celebración a la que estaban invitados dioses y mortales. Pero Eride, diosa de la discordia, no había  recibido invitación, por lo que conjuró una venganza digna de su atributo: sembrar la discordia entre los invitados.
Se presentó entonces en la fiesta con una manzana de oro con la inscripción “Para la más bella”, la lanzó sobre la mesa donde se sentaban los dioses y se retiró. En ese momento,Atenea, Afrodita y Hera comenzaron a disputarse la manzana, lo que provocó una interminable disputa, hasta que Zeus tuvo que intervenir, clamando que la elección sería de un joven mortal. El afortunado –o desgraciado- fue el hijo del rey de Troya, llamado Paris. Zeus lo escogió porque el joven príncipe había vivido siempre alejado del mundo y de las pasiones humanas, y su juicio sería el más imparcial.

Las tres vanidosas diosas –más pasionales que los propios humanos- trataron de convencer a Paris ofreciéndole importantes recompensas. Hera le ofreció todo el poder que pudiera desear y hasta el título de Emperador de Asia; Atenea le ofreció la sabiduría y la victoria de cualquier guerra futura, y por último, Afrodita le prometió el amor de la mujer más bella del mundo. Paris proclamó como vencedora a Afrodita, sin saber que su decisión traería las peores consecuencias para su ciudad, ya que la hermosa mujer que había prometido la diosa era nada más y nada menos que Helena, la esposa de Menelao, rey de Esparta.
Troya y Esparta era dos pueblos con relaciones anteriores y durante una de las visitas de Paris a tierras espartanas, conoció a Helena. La promesa de Afrodita se cumplió cuando hizo despertar en ella una ferviente pasión por el joven troyano. Luego de haber estado una noche en su palacio, Paris se llevó a la bella Helena con él de regresó a Troya.
Colérico ante semejante ofensa, el rey Menelao nombró a su hermano Agamenón comandante en jefe para llevar a cabo el rescate de Helena que luego desembocó en la legendaria Guerra de Troya.
(Sobre leyendas)

Acabo de encontrarme con esta historia de la mitología griega no muy lejos de aquí; en Cástulo y en un impresionante mosaico que merece la pena ver ya que tiene la friolera de ¡veinte siglos!.


"Cástulo sigue estando allí, bajo la superficie , oculta a la vista y esperando el momento en que las excavaciones arqueológicas dejen ver la ciudad que durante siglos fue punto central de la Oretania" .


También te ofrece la oportunidad de vivir la aventura de ser por unos días arqueólogo/a y participar en las excavaciones.


Recomiendo que visitéis este lugar.






                                                       
                                                                   
                                                                                          

                                                                                            

                                                                                            
                                                                                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

url("http://downloads.totallyfreecursors.com/thumbnails/tinkerbell.gif"), auto;}